OJO POLÍTICO

0
124
Por: Ramon frias
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]

Por: Ramón Frías Frías

•  Sometidos

.- Comentamos anteriormente que los diputados no desquitan lo que ganan y mucho menos lo que se gastan y cuestan. Es por ello que existen muchos vacíos en las leyes y reglamentaciones, a lo cual se agrega la omisión de la autoridad en hechos totalmente fuera de la ley.

La transnacional Uber encontró víctimas primero en Guadalajara, donde se había ofrecido automóviles de reciente modelo para prestar el servicio de transporte de pasajeros, con la aplicación cibernética para solicitar dicho servicio.

Caso diferente al de Guadalajara, es el de Puerto Vallarta, donde el tránsito ya no corresponde al Estado desde hace años, cuando solamente les dejaron jurisdicción para aplicar infracciones a la Secretaría de Vialidad, en la zona rural, a partir de Las Juntas y hasta Las Palmas.

Pero la autoridad ha sido omisa, porque permitieron la operación de la ilegal prestación del servicio y dejaron crecer la operación de vehículos particulares, sin que pasen por el filtro en el cual pasan los taxistas, tanto los de sitio como los correspondientes a la Terminal Marítima y el Aeropuerto.

Tan fácil que sería que el alcalde Cepi y el comisario de la policía municipal se fajaran los calzones y al sorprender a un taxi ilegal ofreciendo el servicio, le aplicaran el correspondiente folio, remitirlo al corralón y seguir el procedimiento.

En cambio, los amenazados son los taxistas de siempre, porque defienden la papa y el patrimonio de su familia y ante la omisión de la autoridad de tránsito, en este caso municipal, son los taxistas quienes por su cuenta meten orden en el servicio de taxi.

“Sí no viene en el reglamento yo no los puedo multar, ¿qué artículo les aplico?”, explicó Dávalos Peña al sostener que se debe de actualizar esa reglamentación, adecuándolo a la ley estatal.
Ah qué mi Cepi. La subdirección de Tránsito Municipal aplica el reglamento estatal, adecuado al municipal, porque en todo caso, estarían impedidos para aplicar folios a los taxis llamados tradicionales.

Dávalos Peña se dijo a favor de la competencia, pero que esta sea debe ser por redes de transporte regularizadas, y de acuerdo a lo que informó el secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda Enríquez, de cinco de estas empresas, cuatro ya se regularizaron a excepción de Uber que optó por ampararse.

Las declaraciones del alcalde, lejos de tranquilizar a los taxistas, propiciaron que los nuevos fueran bloqueados por éstos y posteriormente se hizo el anuncio de que ya comenzó el operativo para que los de la plataforma dejen de operar sin permiso.

El sospechosismo aplica igual que en la zona metropolitana de Guadalajara, donde se dice que muchos de los vehículos de Uber son propiedad de funcionarios y empresarios, dado lo cual no pudieron evitar la operación de esta plataforma, quienes lograron obtener un amparo federal.

El Ayuntamiento sí puede pero no quiere, por intereses propios o de allegados a la autoridad municipal, con todo y la advertencia de la Semov: “Si Uber no tiene autorización para funcionar en Puerto Vallarta, no vamos a permitir que estén operando ahí… mientras no cumplan con todos los requisitos que pide la Secretaría de Movilidad (Semov), no pueden operar en ciudades medias, como es el caso de Puerto Vallarta”.

Hace falta tal vez, que alguien le explique, pero con peras y manzanas al alcalde, a los jerarcas de la Iniciativa Privada, que los de Uber no tienen autorización para prestar el servicio.

Solamente falta voluntad de la administración municipal, porque los territorios de sitios están bien definidos y bastaría con que se denuncie la transgresión de la ley por parte de los choferes de Uber, para que se registre la intervención de los agentes viales, daod que el gobierno municipal lo que quiere es sorprenderlos en flagrancia.

Si de algo sirviera el departamento de Turismo municipal, debieran ya tener avisos preventivos para los visitantes, con la advertencia de que no existe el servicio de plataforma de Uber. Quisiera saber lo que tiene como labor la dependencia.

Cierto que los usuarios tienen el derecho de subirse al vehículo que les venga en gana, pero no basta con que a cualquier hijo de vecina se le ocurra, que solamente porque tiene un carrito regular, invada los espacios productivos de quienes pasan por decenas de trámites para trabajar en beneficio de sus familias.

Peca el que mata la vaca y el que le estira la pata, porque no tiene ninguna responsabilidad el usuario. Se dice que los taxistas bajan a los turistas del Uber, los suben a un taxi legal y los llevan a su destino sin cobrarles.

Hace falta ser muy ciego para no ver, que ningún servicio puede fincarse en la ilegalidad, además que cualquier zipizape protagonizado por los choferes de Uber al invadir las áreas de los taxistas, perjudica la imagen de Puerto Vallarta como destino turístico.

Se les comunicó a los taxistas que existe un amparo federal a favor de Uber y éstos aceptaron esperar al 17 de julio cuando se resuelva de fondo el amparo, pero esto no implica que tengan que abandonar el espacio para que se beneficien los invasores que están fuera de la legalidad.
Y todavía el sheriff de Puerto Vallarta, se pone a declarar que nadie estará por encima de la ley en el conflicto entre taxistas y operadores de la plataforma digital. Si nadie estará por encima de la ley, entonces por qué chingados los dejan operar si están fuera de la legalidad, me dicen choferes con muchos años de servicio.

En el mundo al revés de quienes protegen a Uber, éstos en lugar de hacer como se ha hecho siempre con los automóviles de servicio público, con la solicitud de permiso, presentación del vehículo y cumplimiento de todos los requisitos, los de la transnacional primero se pusieron a conseguir choferes, poner a trabajar los carros y luego despreciar olímpicamente a la autoridad y de forma impune, pasarse por debajo de la horqueta las leyes y reglamentos que sí respetan quienes tienen la concesión por años. ¿Cuánto tiempo esperaron los actuales concesionarios para tener el permiso para trabajar su taxi?

Nos leemos mañana.

Comentarios de Facebook
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]
Compartir
Artículo anteriorSeapal lleva pipas de agua a El Colorado
Artículo siguienteLa pura ver…dura
Ramón García es Periodista Independiente y pionero de la transmisión de Radio y Televisión por internet en Puerto Vallarta. Periodismo critico del sistema politico mexicano, escribe su columna o mejor conocida como "Calumnia Politica" De mi ronco pecho.

No hay comentarios

Dejar respuesta