OJO POLÍTICO

0
185
Por: Ramon frias
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]

Por: Ramón Frías Frías

•  La autopsia

.- En 1981 los camioneros encabezados por Clodomiro, subieron las unidades a la Plaza de los Laureles, frente a catedral, como respuesta al gobierno de Flavio Romero de Velasco, porque no les autorizó un incremento a las tarifas. Todavía eran fiebre amarilla, verdes, plomos, pero todos apoyados por la CTM y su alianza de camioneros.

La respuesta de Flavio fue llamar a la ciudadanía para que se fueran a registrar al Departamento de Tránsito, donde los anotaron en un padrón, les entregaron un tarjetón para cobrar en las combis, diez pesos por pasaje. Así nacía el Sistema de Transporte Colectivo de la Zona Metropolitana, con unidades de ocho pasajeros y luego vendrían otro tipo de refuerzos.

El modelo de servicio era el subrogado, con inversión de particulares, para luego suplir las combis por minibuses y ya más recientemente por autobuses, además de comprar la empresa Servicios y Transportes, perteneciente al grupo del sindicato de don Francisco Silva Romero.

Ahora solamente falta la autopsia para desaparecer el Sistecozome, empresa que también en los años ochentas llevó las desechos de la zona metropolitana a Puerto Vallarta y de vez en cuando alguna unidad nueva que se extraviaba, para tomar la foto publicitaria, para que alguien dijera que Sistecozome sí funcionaba en Puerto Vallarta.

Eran tiempos de la gerencia ocupada por Genaro Muñiz Padilla, quien luego sería diputado por el 11 distrito con sede en Cihuatlán y con los municipios de Tomatlán Cabo Corrientes como parte de ese territorio. Genaro le dejó la diputación al suplente: Miguel Ángel Linke Wurley. El primer gerente de Sistecozome en Puerto Vallarta fue el finado amigo René Arriola.

Las pérdidas según las auditorias practicadas a Sistecozome y Servicios y Transportes, dicen que ya suman miles de millones de pesos, además de un padecimiento producto del deporte nacional, como ya le dicen a la corrupción.

Liquidar Servicios y Transportes resultaría sumamente difícil, y más en vísperas de un proceso electoral para octubre del presente año, así que el supremo gobierno de Jalisco tomó la decisión de desaparecer Sistecozome y conservar SyT.

De cualquier manera también la empresa comprada a los croquistas tiene calidad de desahuciada, con números rojos tendiendo a narajas por aquello de la corrupción crónica, existente en todas las empresas del gobierno, las de los tres niveles.

El año pasado fue publicado un reporte con deudas en Sistecozome por casi 500 millones de pesos, además de las pérdidas en todas las rutas por más de 300 millones en el quinquenio 2011-2016.
Servicios y Transportes reportó en 2016, deudas por más de mil 500 millones de pesos y pérdidas en sus rutas por 527 millones solamente en el 2015, como lo publica en el reporte de ese año, solicitado por transparencia.

La Contraloría no califica, pero sí reporta números como los del 2014, cuando los balconearon con pérdidas anteriores al 2013 por casi mil millones de pesos y para 2015 una cantidad casi igual.

La información de Juan José Bañuelos, ex alcalde de Zapopan y ahora ex contralor, emitió un diagnóstico reprobado y más allá: “Incertidumbre sobre la continuidad del organismo basándonos en el comportamiento de sus funciones realizadas, al ser evidente los indicadores financieros negativos del OPD (Organismo Público Descentralizado), así como en las cifras reveladas”, es su observación 20.1, notificada a SyT en el oficio DGP/0184/2014, del 22 enero de 2014.

Este año y pese al examen de reprobado que presentaron los directivos de Servicios y Transportes, en lugar de ordenar a autopsia, el tesorero del Estado, Héctor Pérez Partida, confirmó el 10 de febrero pasado a los diputados de Jalisco que la apuesta sería continuar con ese ente, pero no con Sistecozome:

“Actualmente está intervenido Sistezocome para sanear sus finanzas, y tomar la decisión de mandarlo hacia SyT”, dijo Pérez Partida, según se lee en Reporte Índigo.

Dice RI: La corrupción endógena del organismo camionero que pretende conservar el Gobierno estatal, SyT, ameritó que la Contraloría de Jalisco le impusiera observaciones por daño patrimonial por mil 089.7 MDP en 2014, de las que solo pudo solventar 76.4 MDP, pero no mil 013.2 MDP restantes.

“En ese año la auditoría de gran alcance de la Contraloría sobre SyT consideró un lapso de 2011 a mayo de 2013, donde encontró desde el pago indebido de estímulos a funcionarios por más de 10 MDP, adjudicaciones directas improcedentes, hasta la desaparición de cuatro discos duro de un terabyte con información reservada y confidencial.

“Detectó además pagos fantasma por diesel, pues mientras su contabilidad de 2012 arrojaba un gasto de 91.7 MDP, su auditoría al consumo indicó solo 16.7 MDP, dice su observación 22.25: “Se determinó una diferencia de 75 MDP entre lo registrado contablemente y el análisis de auditoría por consumo de diesel de las unidades de transporte público”.

“Para obtener el consumo real de diesel, la Contraloría obtuvo “Información proporcionada con el oficio DG/2046/2013, del 8 de noviembre de 2013, por el director general de SyT, Samuel Zamora Vázquez, que contiene el consumo de diesel de las unidades de transporte público 2012”.

“Pese a las evidencias, posteriormente la Contraloría daría por solventado el diferencial. Otro caso de pagos fantasma estuvo ligado con labores de aseo que, supuestamente, se le habían contratado al Ayuntamiento de Zapopan entre 2011 y mayo de 2013 por 212 mil pesos.

“Los auditores confirmaron que el dinero se erogó “sin existir contrato, ni facturas o comprobantes”, así que cuando cotejaron con Zapopan, descubrieron: “habiéndonos atendido la C. Leticia Benítez Quezada, secretaria de la Dirección de Aseo Público, quien manifestó que desde hace aproximadamente cinco años no proporcionan ese tipo de servicio”.

“Esos pagos salieron del “fondo revolvente a cargo de Efraín Bravo Pozos, ex jefe de Servicios Generales, emitiendo los cheques a nombre de él mismo”, es la observación 22.12.

Se suponía que con la llegada de Aristóteles al gobierno estatal, las cosas mejorarían en lo que refiere a las empresas de transporte público pertenecientes al Estado como OPDs, pero al parecer salió peor la medicina que la enfermedad.

El Sistecozome había terminado con pasivos o deudas totales en 2012, último año del gobierno de Emilio González Márquez, por 252.3 MDP, mientras que para 2013, el primero de la actual gestión, crecieron a 257.6 MDP.

Las deudas siguieron aumentando en 2014 a 377 MDP, y en 2015 hasta los 510.9 MDP, mientras que en 2016 registró una leve disminución a 495 MDP.

Así que entre el 2012 y 2016 el crecimiento de los pasivos de Sistecozome fue de 242.6 MDP, o un 96.1 por ciento, esto es, casi se duplicó durante el gobierno de Sandoval Díaz.

También la operación del Sistecozome ha empeorado en este sexenio. Para el 2013, sus pérdidas crecieron a 40.6 MDP; en el 2014 fueron de 38.8 MDP; para el 2015 hubo un salto crítico a 110 MDP, y para 2016 reportaba otros 63.3 MDP a octubre.

Dijera el muñeco diabólico: la autopsia dirá si vive.

Nos leemos mañana.

Comentarios de Facebook
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]
Compartir
Artículo anteriorLos Aguamáticos hay que apreciarlos
Artículo siguienteCon sal y limón los churros
Ramón García es Periodista Independiente y pionero de la transmisión de Radio y Televisión por internet en Puerto Vallarta. Periodismo critico del sistema politico mexicano, escribe su columna o mejor conocida como "Calumnia Politica" De mi ronco pecho.

No hay comentarios

Dejar respuesta