OJO POLÍTICO

0
88
Por: Ramon frias
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]

Por: Ramón Frías Frías

•  Los pinches diputados

.- Los diputados, una clase social con más privilegios que los representantes del clero, viven entre pifias, como la del Pope, ex fallido alcalde de Tlajomulco, quien anunció la desaparición del impuesto del ocho por ciento por la venta de boletos para rifas y sorteos.

Con ello las asociaciones civiles dueñas de colegios y escuelas particulares, quedarán exentas del impuesto, pero cuando le preguntaron cuánto sería el aproximado que dejaría de percibir el Estado, pidió tiempo, lo cual propició que los reporteros que preguntaron, vertieron críticas en el sentido de lo poco que leen y analizan los diputados y hacen solamente por la línea que les tira el gobernadorcito metropolitano Enrique Alfaro.

Otra que presume de ser la más productiva y asume el puesto de diputada por enésima ocasión, es Rocío Corona Nakamura, siempre priísta y que propone reducir de 19 a 12 los diputados plurinominales en el Congreso del Estado, además de restar 391 regidores en los municipios, los 125 de Jalisco para dejar solamente mil 86.

Propone que el Congreso local quede con 31 diputados en lugar de 39, para lograr un ahorro de 315 millones de pesos, en lo que sería también, enésima reforma político-electoral, con algo que ya está acordado y hecho.

Esto es, empatar la distritación local con la federal, es decir, la reducción de 20 a 19 los diputados de mayoría relativa, con distritos locales y federales en la misma cantidad y el mismo territorio.

Seguramente la diputada no sabe acerca de la propuesta de su partido en el Consejo General y que desde el año pasado en las consultas, promovidas por el Instituto Nacional Electoral, fue aprobado aumentar los distritos y pasar de 19 a 20 de mayoría relativa y dejar el mismo territorio de esos veinte, para ser ocupados en igual número de curules a nivel local.

Ya se había comentado en este mismo espacio, que nuestro Estado tiene el porcentaje más alto de diputados plurinominales del país con el 49 por ciento, un nueve por ciento más de la media nacional que es del 40 por ciento.

Sin embargo, tanto a nivel federal como local, los diputados lograron la creación de más del doble de comisiones, entre unidas y especiales, lo cual no permite el ahorro como lo plantean los pinches diputados y diputadas.

Al momento de las propuestas presentadas por los partidos políticos en el Consejo General del INE, la más probable es la del Partido Acción Nacional, con cambios que se contienen en información que seguramente no leyó Corona Nakamura.

Propone que los candidatos a las plurinominales hagan campaña, lo cual choca con la costumbre de anotarlos como candidatos a un puesto de mayoría, pero inscritos en la lista de los partidos políticos para las curules de representación proporcional.

Seguramente tampoco sabe la legisladora que a los Congresos estatales no les corresponde decidir territorio ni número de distritos en una entidad, porque esa es una facultad del Consejo General del INE, como se establece en el Código federal.

Mal planteado pero positivo en el fondo, se fusila la diputada las leyes que ya funcionan en otros estados como Nayarit, donde todos hacen campaña, pero más adelantados porque los candidatos que no ganan mayoría, son desechados y los de representación proporcional emanan de otra planilla.

El planteamiento “novedoso” de la diputada, contiene también que los candidatos a regidor hagan campaña y lleguen al Cabildo por medio de sus votos, algo que ya sucede en Nayarit, donde cada regidor representa a una demarcación y pese a formar parte de una planilla presentada por un partido político o de forma independiente, la regiduría es para quien logre la mayoría de votos, sin que influya la suerte de su candidato a presidente municipal.

Así sucedió con Rafa Cervantes en Bahía de Banderas, quien ganó como candidato del PAN la presidencia municipal y los nueve restantes candidatos a regidores, perdieron y el Cabildo se conformó con mayoría priísta. Poco después el charro se rajó y volvió a enfilarse al PRI en apoyo de Enrique Peña Nieto.

No es novedad lo planteado por la diputada Corona Nakamura, pero detalla que la obligación del candidato a regidor debe hacer campaña en un espacio geográfico (en Nayarit lo llaman distrito) y con ello dejarán de andar de damas de compañía del candidato a presidente municipal, con la diferencia de que no propone presentar planilla para las plurinominales como se hace en Nayarit y sí una suerte de repechaje para dar las regidurías pluris a quienes queden en segunda mayoría o primera minoría.

Propone Corona reducir los tiempos de campaña para gobernador del Estado de 90 a 65 días, un poco más que en Nayarit, donde el límite de días de campaña es de 60 para gobernador. Para diputados y presidentes municipales, de 60 a 45 días naturales. En Nayarit son 30 días y seguramente les alcanza, porque cansan menos a la ciudadanía.

Seguramente la diputada no tiene nada mejor para hacer, porque en lo que refiere a la distritación, ya le hicieron la tarea en el INE y solamente están en espera de que sesione el Consejo General del INE, para definir el nuevo distrito para completar los veinte de Jalisco. Éste sería con parte de Zapopan, Tonalá y El Salto, además que primero deben definirse los distritos federales y posteriormente, aprobarse por el INE y no por el Congreso estatal, los territorios con cabeceras iguales tanto para el local como el federal. No le toca a la diputada.

Los del partidillo ya comenzaron con los pleitos de los mayates, porque no se trata de dinero y para pronto resintieron la primera baja, la del diputado Hugo Rodríguez Díaz, cuya salida según el pope, personero en el pastoreo de los diputados del partidillo, no afecta, aunque quedan en igualdad de condiciones con los tricolores: 13 diputados en cada gavilla.
Más o menos dio a entender que siempre habrá un panista que se sume a la bancada del partidillo, pero la salida de Hugo mueve a toda la fracción, porque también las comisiones sufren cuando un diputado cambia de bando o sale del closet.

Los alcoholegas no le entendieron, pero ya estamos acostumbrados a los reclamos de los políticos, esa especie cada día más nutrida, con su calidad de subjetivos y luego reclamen a los alcoholegas el ser objetivos.

Lo cierto es que las patadas por debajo de la mesa en el partidillo de Enrique Alfaro son cada día más arriba y por tanto visibles, porque como los gringos de Trump, no tienen amigos, sino intereses.

Con su estilo chimoltrufio y como dice una cosa dice otra, Alfaro les dijo a unos que llevan mano para pelear por la reelección, pero a otros les dijo que adelante con sus autopromociones, como sucede en Puerto Vallarta con el Mochilas y un tal Munguía, quien le pelearía la candidatura al Cepillo, pero el Mochilas también quiere ser otra vez alcalde de Puerto Vallarta.

De esto, habrá comentarios más amplios en las siguientes entregas, porque el triunfo que ya presumía seguro por la gubernatura Enrique Alfaro, comenzó a soltar granitos de la mazorca y faltan todavía algunos otros diputados como Manuel Espino Barrientos, quien sabe del candidato con más probabilidades por la Presidencia.

Nos leemos mañana.

Comentarios de Facebook
Tu donación es importante para seguir trabajando, Gracias!![wpedon id=16551]

No hay comentarios

Dejar respuesta